Սմբատ Շահազիզ – Երազ

Սմբատ Շահազիզ – Երազ.

Ես լսեցի մի անո՜յշ ձայն, –
Իմ ծերացած մօր մօտ էր, –
Փայլեց նշոյլ ուրախութեան,
Բայց ափսո՜ս որ երազ էր:

Կարկաչահոս աղբիւրն այնտեղ
Թաւալում էր մարգարիտ, –
Նա յստակ էր, որպէս բիւրեղ,
Այն երա՜զ էր ցնորամիտ:

Եւ մեղեդին տխուր, մայրենի
Յիշեց մանկութեան օրեր.
Մօրըս համբոյրն ես զգացի,
Ա՜խ, ափսո՜ս, որ երազ էր:

Կուրծքին սեղմեց կարօտագին,
Աչերս սրբեց – շատ թաց էր, –
Բայց արտասուքս գընում էին…
Ա՜խ, այդ ինչո՞ւ երազ էր…

Սմբատ Շահազիզ
(1841-1901)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“Cuando yo me vaya” de Carlos Alberto Boaglio

Cuando yo me vaya

Cuando yo me vaya
no quiero que llores.
Quédate en silencio,
sin decir palabras,
y vive recuerdos,
reconforta el alma.
Cuando yo me duerma
respeta mi sueño.
Por algo me duermo.
Por algo me he ido.

Si sientes mi ausencia,
no pronuncies nada
y casi en el aire,
con paso muy fino,
búscame en mi casa,
búscame en mis libros,
búscame en mis cartas;
y entre los papeles
que he escrito apurado.

Ponte mis camisas, mi sweater, mi saco;
y puedes usar todos mis zapatos.
Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama.
Y cuando haga frío, ponte mis bufandas.

Te puedes comer todo el chocolate.
Y beberte el vino
que dejé guardado.
Escucha ese tema
que a mí me gustaba.
Usa mi perfume
y riega mis plantas.

Si tapan mi cuerpo no me tengas lástima…
Corre hacia el espacio, libera tu alma.
Palpa la poesía, la música, el canto;
y deja que el viento juegue con tu cara.
Besa bien la tierra, toma toda el agua
y aprende el idioma vivo de los pájaros.
Si me extrañas mucho,
disimula al acto.
Búscame en los niños,
el café, la radio.
Y en el sitio ése donde me ocultaba.
No pronuncies nunca
la palabra muerte.

A veces es más triste
vivir olvidados
que morir mil veces
y ser recordado.
Cuando yo me duerma
no me lleves flores
a una tumba amarga.
Grita con la fuerza
de toda tu entraña
que el mundo está vivo.
Y sigue su marcha.
La llama encendida no se va a apagar
por el simple hecho de que no esté más.

Los hombres que “viven”
no se mueren nunca,
Se duermen de a ratos,
de a ratos pequeños,
y el sueño infinito
es sólo una excusa.
Cuando yo me vaya, extiende tu mano
y estarás conmigo sellada en contacto.
Y aunque no me veas, y aunque no me palpes,
sabrás que por siempre
estaré a tu lado.
Entonces un día,
sonriente y vibrante
sabrás que volví
para no marcharme.

Carlos Alberto Boaglio

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Fragmentos del libro EROS Y CIVILIZACIÓN de HERBERT MARCUSE

Del libro “Eros y Civilización” de Herbert Marcuse.

“Desde el mito de Orfeo hasta la novela de Proust, la felicidad y la libertad han sido ligadas con la idea de la recuperación del tiempo: el temps retrouvé. La memoria recupera el temps perdu, que era el tiempo de la gratificación y la realización. Eros, penetrando en la conciencia, es puesto en movimiento por el recuerdo; con él, protesta contra el orden de la renunciación; usa la memoria en su esfuerzo por derrotar al tiempo en un mundo dominado por el tiempo. Pero en tanto que el tiempo retiene su poder sobre Eros, la felicidad es una cosa esencialmente del pasado. La terrible frase que asienta que sólo los paraísos perdidos son los verdaderos, juzga y al mismo tiempo rescata el temps perdu. Los paraísos perdidos son los verdaderos porque, en retrospectiva, el goce pasado parece más hermoso y realmente lo era, porque el recuerdo sólo nos da el goce sin la angustia por su brevedad, y así nos da una duración imposible de otra manera. El tiempo pierde su poder cuando el recuerdo redime el pasado.”
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

“La reactivación de los deseos y actitudes prehistóricas y de la infancia no es necesariamente regresión; puede ser lo contrario: proximidad a una felicidad que ha sido siempre la promesa reprimida de un futuro mejor. En una de sus más avanzadas formulaciones, Freud definió una vez la felicidad como la subsecuente realización de un deseo prehistórico. Por eso la riqueza trae tan poca felicidad: el dinero no era un deseo en la niñez.” Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario